Estamos en plena época de bodas, y tengo la inmensa suerte de que las últimas bodas en las que he estado han sido super diferentes y originales!

La boda que hoy quiero compartir con vosotros tuvo lugar en León, en la casa familiar de la novia: María.

Se trataba de una boda de día, cuya ceremonia fue civil y se desarrolló al aire libre en el increíble jardín de la casa.

A la entrada de la boda, nos entregaron a cada uno de los invitados una pajarita de papel a modo de pin para que nos la colocáramos todos en la solapa.

Como guiño, el “altar” de la ceremonia estaba decorado con pajaritas de papel, ¡Quedaba espectacular!

Los novios se trasladaron en este motocarro de siembra!

Cuando pasamos a la parte trasera del jardín descubrimos un sinfín de sorpresas que nadie se esperaba!

Bañadores antiguos colgaban de una cuerda! Después de la comida muchos invitados se animaron a bañarse con estos bañadores tan auténticos!

Para la boda opté por un Look Low Cost: vestido de Sandro con estampado étnico, pamelón de Zara, zapatos de plataforma de Zara Trafaluc (comodísimos por cierto!) y bolso de Chanel.

¡Me encantó conocer a la fotógrafa Esperanza Moya, una artistaza de los pies a la cabeza!
¡Genial el look de este invitado!

Aquí Lola espectacular con mono de Jorge Vazquez, turbante de Mimoki y sandalias de Miu Miu.

Virginia, alma mater de la marca Virvin, vestida por su propia marca vintage! Me enamoré de su tocado!
La decoración de las flores fue obra de Elisabeth Blumen, todo un descubrimiento!La carpa y la organización fueron perfectas gracias a Atipica!

Me gustaron muchísimo las mesas corridas, muy de moda últimamente! Las mesas estaban decoradas con figuras de todo tipo de animales pintadas de blanco por María.

Fue una boda mágica, con obra de teatro incluida e infinidad de detalles divertidísimos!

Anuncios