Encontré este vestido de Zara en rebajas y me chifló para llevarlo a la playa por el color, que morena sienta muy bien, y por el corte.

Como veis, todavía me niego a llevar ropa pre-mamá (pereza máxima), y como todavía me lo puedo permitir, tiro de vestidos todo el día.

Este verano, no me he quitado mi cadena Surf1960, además compré una cuerda también de Surf1960 para poder llevarla a la playa y bañarme con ella sin que se me estropeara.

Gafas de Illesteva, mocasines de Minnetonka, laca de uñas naranja de YSL y cesta de Ibiza.

Anuncios