Para un fin de semana rural en la Bureba he optado por un chaleco de plumas con capucha de Sandro (este otoño no me lo voy a quitar, además como es amplio perfecto para la tripa), con una sudadera con pedrería en las mangas de Zara, pitillo pre-mama de Zara, bolso de Bimba&Lola y botines de Sandro.

Lola con las espectaculares zapatillas de plataforma de Isabel Marant, vaqueros de Urban Outfitters, camisa vintage, jersey y parka de Topshop y chaleco de conejo de CH.