Este sábado tuve la pedida de mi cuñada (que estaba guapísima como podréis comprobar), cuya boda os enseñaré con pelos y señales más adelante en el mes de Junio.

Me encantan las pedidas la verdad, si lo habéis vivido ya sabréis que es un día muy emocionante desde por la mañana cuando empiezan a llamar al timbre y llueven ramos de flores de tu familia y amigas, el reunir a las dos familias para algo tan bonito e íntimo, la entrega de los regalos….bueno no me voy a poner más cursi que estoy hormonada!

Para esta ocasión aposté por un vestido de lunares, con una chaqueta de flecos que me trae muy buenos recuerdos de mi época por La Coruña, unos zapatos de salón negros y una cartera de color, todo de Zara (muy fan ya lo sabéis, deseando conocer el mega tiendón de Serrano).

Como veis, este post trae sorpresa….no es que me haya salido tripa cervecera! jajajajaaja

IMG_4798

IMG_4787

IMG_4789

IMG_4796

IMG_4812

IMG_4811

IMG_4805

 

Anuncios