Ya hace mucho tiempo que conozco la marca española Bonnet à Pompon, todavía me acuerdo cuando mi amiga Blanca nos contó que su tía Alejandra tenía una marca de niños, Blanca tiene gustazo así que sabía que la marca me iba a gustar.

Conocí su pequeña tienda en Ayala y salí de allí con mil cosas para Roque que todavía no había nacido: el punto es el comienzo y el eje principal de sus colecciones, y se nota. Me volví loca con un abriguito largo de punto de arroz (que todavía a día de hoy sigue utilizando, os aseguro que la calidad de sus prendas es de 10), con sus gorritos con pompones tan ideales, y con sus jerséis de punto con animales bordados.

Con la llegada de Gadea, sé que voy a arrasar en esta tienda, porque si la ropa de niño es monísima la de niña es para caerte de espaldas! Tienen unas blusas con estampados muy especiales, unos vestidos para morirte y además se trata de prendas a temporales que no pasan de moda, con lo cual no te cansas nunca de ponérselos.

Hoy podéis descubrir esta maravillosa marca en su flagship de Lagasca 88 que es de desmayarte, te quieres llevar hasta los juguetes de la tienda, así como en varios corners de El Corte Inglés.

Os dejo con su Fashion Film de su colección Otoño Invierno, y pronto os mostraré su colección de primavera verano….que ya os adelanto que os va a chiflar!

 

Anuncios